El flagelo se lleva la vida de otro niño wichi

Muerte en comunidades y malnutrición

noviembre 29 /2017
José Acho

Murió otro niño con diagnóstico de deshidratación en el paraje Santa María de Santa Victoria Este, lo confirmaron desde el Ministerio de Salud, donde existe registros que hay al menos unos 537 chicos con “malnutrición” de 0 a 6 años en la zona norte de la provincia.

En el Norte Provincial el calor, la carencia de agua agua potable, los servicios precarios de salud y la desnutrición, se cobran cada mes nuevas víctimas infantiles.

En lo que va del año las muertes de niños por éste y otros motivos se acumulan en comunidades originarias del Norte provincial. El calor, la carencia de agua agua potable, los servicios precarios de salud y la desnutrición se cobran víctimas infantiles cada mes.

- Articulo relacionado Lento exterminio: entre la ausencia y la solidaridad

Salta Libre dio cuenta que otros tres chicos más están desnutridos en el paraje Las Vertientes, según denunció el cacique Timoteo Ñato, el sábado 18 de noviembre.

"Los niños que están enfermos desde hace tres años son de apellido: Eliseo, Herrera y Sandoval”, aseguró el dirigente wichi. Afirma que ya pidió ayuda pero no llega. “Están así desde que nacieron. Dos de los chicos tienen tiene 3 años y no pueden caminar, el otro tiene dos años y medio”, indicó.

A esta inexplicable gravedad del tema, agrega que el intendente de SVE, Moises Balderrama, "sabe que los niños están desnutridos y les manda cada mes una bolsita de víveres como ayuda, pero no hace nada más”, asegura.

Estadísticas oficiales de malnutrición

La estadística sobre malnutrición según las fuentes de la cartera sanitaria de Nuevo Diario dijeron que la vulnerabilidad se ubica en la franja de los chicos con bajo o muy bajo peso entre 2 y los 6 años de bajo peso, pero se sabe también que hay chicos con ese riesgo que tienen sobrepeso u obesidad.

Aunque en el caso del bajo peso los médicos remarcan que puede implicar una cuestión “genética” o de naturaleza orgánica y no necesariamente una desnutrición. Por ello el cambio de las denominaciones.

- ALBUM DE FOTOS: Comunidades wichis de Santa Victoria Este

En forma oficial el Ministerio de Salud la cifra de chicos malnutridos surgieron del operativo interministerial de refuerzo estival que se lleva a cabo en temporada de verano en atención primaria y la vigilancia nutricional de los menores, especialmente en las áreas operativas de mayor vulnerabilidad. Faltaría saber como se subsana este flagelo.

En los relevamientos se hicieron en Salvador Mazza, Rivadavia Banda Sur, Aguaray, Alto La Sierra, Colonia Santa Rosa, Embarcación, General Mosconi, Yrigoyen, La Unión, Morillo, Orán, Pichanal, Santa Victoria Este, Tartagal y Urundel.

Los agentes sanitarios controlaron a 12.945 niños menores de 2 años, de los cuales 12.119 se encuentran en adecuado estado nutricional y unos 250 presentan malnutrición.

Entre los 2 y los 6 años de edad son 25.754 el número de menores controlados, de los cuales 24.129 figuran en situación adecuada y 287 reportan malnutrición. En ambos grupos etáreos, el resto presenta otro tipo de patologías alimentarias, concluye el informe.

La última muerte de noviembre

Desde el Ministerio de Salud confirmaron la muerte del niño wichi de un año y diez meses que ocurrió el sábado 25 de noviembre en Santa Victoria Estes. Según dijeron había sido atendido en ocasiones anteriores por deshidratación y diarreas.

La ficha técnica oficial conseguida por Nuevo Diario sostiene que el niño Hugo Gustavo Fernández falleció a las 18.30 de ese sábado en el puesto sanitario de Santa María, paraje de donde era oriundo.

En la descripción se señala que esa mañana del sábado el niño fue atendido por el enfermero del puesto sanitario, quien le puso suero y lo derivó al Hospital de SVE, donde llegó a las 10.

El via crúsis médico del niño wichi

La historia clínica del niño con diagnostico de deshidración tiene un largo recorrido. La gerenta de la institución, Marcela Quispe, relató el chico ya había sido visto el lunes 20 de noviembre (que fue feriado) por un problema de deshidratación. En aquel momento se lo compensó para darle el alta.

El niño regresó al hospital el viernes 27 de noviembre en estado de deshidratación y se volvió a compensarlo. Según la médica, como no era de gravedad lo que presentaba se dieron las indicaciones correspondientes a la familia ante la posibilidad de que vuelva a tener alguna complicación.

“Se los puso en alerta de que vayan al puesto sanitario”, dijo la médica gerenta Quispe. Pero al parece su diagnóstico era realmente grave porque el sábado 28 de noviembre a las 8, los padres con el niño acudieron al puesto sanitario donde luego de la atención primaria, se lo derivó de urgencia al Hospital de Santa Victoria Este, donde ingresó a las 10.

El avión sanitario que no llega

Los médicos dijeron que el niño primero presentó una leve mejoría, pero a las 16 se descompensó por complicaciones para respirar. Luego de una nueva evaluación el médico les indicó la derivación con urgencia al hospital de Tartagal o en la capital de Salta.

El drama de la malnutrición es complejo porque las complicaciones no cesaron, ya que la salud pública no tenía más que una ambulancia disponible y estaba ocupada en otros casos.

Desde el mediodía hasta que se gestionó el avión sanitario hasta que se logró autorización para volar, igual no llegó a tiempo a Santa Victoria Este, porque a las 18.30, el niño Hugo Fernández falleció.

- Fuente Nuevo Diario y Salta Libre

VER TAMBIEN: Lento exterminio: entre la ausencia y la solidaridad