La Justicia como fuerza de choque

Se derrumbó el Estado de Derecho

noviembre 8 /2017
Norma Estela Ferreyra

Cuando estudiaba Derecho en la Universidad Nacional de Córdoba, se me grabó algo que un profesor de Historia del Derecho, nos dijo: “Cuando la Justicia se malogra, los gobernantes se vuelven tiranos, la libertad y los derechos humanos dejan de existir y el Estado de Derecho se derrumba inexorablemente".

Hay presos políticos y un desaparecido dentro del marco represivo. ¿Estado de derecho? ¿Democracia? ¿Paz? Eso es absurdo en el país de Macri.

Quienes no votamos a Macri, obtuvimos muchas bancas legislativas, con mínima diferencia de votos, ya que nos ubicamos en segundo lugar. Hasta allí todo parece normal, pero no fue así, pues hemos retrocedido un siglo con este Gobierno y en tan sólo un año, perdimos lo que nos costó mucho conseguir, con nuestros dirigentes obreros y luchas de todo tipo que nos dejaron 30 mil desaparecidos. Muchas veces, nos mataron y volvimos a nacer, tratando de mantener nuestros derechos esenciales y tener una vida digna.

Sólo el Presidente, cuenta con cerca de 200 causas denunciadas por negociados turbios con sus empresas y Paraísos Fiscales comprobados, donde participa su grupo familiar y testaferros amigos, que forman un equipo al servicio de la CiA y cuyos agentes son Elisa Carrió y Patricia Bulrich, funcionarias del partido Cambiemos que es aconsejado por Durán Barba, otro mafioso colombiano, que les enseña a teatralizar discursos, conferencias de prensa, a mentir a los vecinos mediante un pesado timbreo, puerta a puerta, ya chequeado de antemano.

Todo su equipo de Ministros y colaboradores, tiene más de 843 causas denunciadas y 9 procesados. Con esta cifra, se darán cuenta de qué lado se inclina la balanza de la Justicia.

La división de poderes no existe, ni se respeta la Constitución Nacional, ya que gobierna con decretos de necesidad y urgencia. Y puede decirse que todos somos iguales ante la ley, salvo que se trate de un Kirchnerista, en cuyo caso, deberás sufrir amenazas de fabricados carpetazos, de perder el trabajo o el cargo, etc.

Y si votas, como quiere el gobierno, recibirás tanta plata, como para que nunca más te vayas del paraíso ni de los negociados que te ofrecerán. Solamente, algunos jueces, se pueden salvar de la generalidad porque los demás, cobran cifras muy importantes para votarle las leyes.

Una tiranía inesperada ha tomado la Casa Rosada y la banda de Macri, que llama “su equipo” ejerce el Poder como le manda el Imperialismo salvaje, con demencia y violentamente. Se quiere adoctrinar al pueblo, mediante el miedo y la mentira, mientras los ciudadanos sufren disminución de salarios, despidos, falta de empleo, de asistencia médica.

Los Kirchner dejaron una Argentina pujante, pero en las PASO, Cristina fue objeto de fraude comprobado, por todos. Lo que nos hace dudar de las otras dos elecciones, la primera del 2015 y la última, que es reciente. Macri impulsa investigaciones a funcionarios, dirigentes de la CGT y todo el que necesite doblegar, para conseguir sus propósitos.

Hoy tenemos un Estado que pretende volvernos locos; sumergirnos en un caos, en una guerra sin cuartel para terminar decretando el estado de sitio y el arribo de los militares instruidos por los servicios foráneos.

La libertad de opinión, de huelga o protesta pública están borradas del mapa. La represión brutal ejercida contra los mapuches, que se llevó la vida de un joven argentino, artesano de 28 años, Santiago Maldonado, así como la detención perversa y la tortura de Milagro Sala, son los casos testigos, con los que advierten al pueblo.

Asimismo, las detenciones sin sentencia, sin proceso, que se efectúan como un show mediático, como si se tratara de la caza de mafiosos, cuando en realidad, se los persigue por pedido expreso de Clarín, un medio que conocemos porque de periodismo, no tiene nada. Todo lo que dice resulta ser una vil mentira, avalada por el gobierno.

Pero el objetivo mayor, es Cristina Kirchner, para que no asuma al Senado y se le pueda pedir el desafuero, siendo que ella fue votada por la segunda fuerza más votada.

Luego será Guillermo Moreno, porque no se calla. O Marcelo Tinelli, Hugo Moyano o el periodista Roberto Navarro. A los ciudadanos se nos espía por el celular y la computadora con un sistema electrónico recién adquirido por el gobierno.

Empezaron con la detención de Lázaro Baez, siguieron con José López, con una teatralización de bolsos con dinero, que él tiraba por encima de la tapia de un Convento, algo que no sucedió, porque hay filmaciones donde él entra con los bolsos por la puerta principal, pero todavía ninguno de ellos ha sido juzgado.

También se han amenazado y sancionado a jueces desobedientes con el Poder Ejecutivo, se lo apresó al ex funcionario Julio De Vido, también al ex vicepresidente Amado Bodou, quien le retiró las AFJP al grupo Clarin cuando estatizó, las jubilaciones.

Se amenaza con apresar a Echegaray, a Máximo Kirchner, hijo de la ex presidente y a ella misma, a quien se le dictó el procesamiento, por asociación ilícita.

Todo esto sin contar con la impunidad que le da al gobierno de Cambiemos, una Corte Suprema adicta al Poder Ejecutivo, con jueces dóciles puestos allí por Macri.

Además fue destituida sin juicio político, la Fiscal General, Gils Carbó, sin motivos y violando la Constitución. Pero ella tuvo que renunciar al cargo a partir de diciembre, por las amenazas constantes de un falso carpetazo.

Al periodista Horacio Verbisky, lo acusan de conspirar con los Mapuches, la caída del gobierno. La persecución es mediática y judicial. Hay presos políticos y un desaparecido dentro del marco represivo.

¿Estado de derecho? ¿Democracia? ¿Paz? Eso es absurdo en la Argentina de Macri. Y presumo que esto, no terminará bien. La libertad, no tiene sentido si no es para alcanzar una vida digna. Aquí nadie se rinde, dice la juventud.

Norma Estela Ferreyra
normaef10@hotmail.com
Barometro Internacional