Inicio Actualidad Hospital Militar: hubo un tratamiento irregular con los libros

Hospital Militar: hubo un tratamiento irregular con los libros

0 views

Compartir

El teniente coronel Oscar Antonio Baenas ratificó el 28 de febrero que hubo un tratamiento especial con los dos libros de la guardia del Hospital Militar Salta encontrados el 15 de mayo de 2008 en el sector de Lavandería y que el entonces director, Carlos Fernando Tozzeto Arias, y el jefe de la Compañía de Inteligencia 5, Juan Manuel Gestoso Presas, intentaron destruir.

El testigo, que en 2008 era director operativo del Hospital, contó que insistió al menos tres veces para que Tozzeto Arias remitiera los libros al Comando de Sanidad, de quien dependía. Esta insistencia provocó que el ahora imputado le respondiera de mala manera: “Yo soy el director general y sé lo que tengo que hacer”.

Tozzeto Arias y Gestoso Presas están siendo juzgados por el Tribunal Oral Federal de Salta. Al primero se le atribuye incumplimiento de los deberes de su cargo y al segundo, tentativa de destrucción de elementos destinados a servir como prueba. Los libros en cuestión son registros de enfermos de la Sala de Maternidad y la Sala de Suboficiales, en el período que va desde principios de 1975 a mediados de 1990, es decir que comprenden toda la etapa de la dictadura cívico-militar. Dado que durante ese lapso hubo apropiaciones de niños por parte del terrorismo estatal, el libro de la guardia de Maternidad es considerado valioso para indagar lo que ocurrió en esos años. Además, el intento de destrucción se produjo cuando el Ministerio de Defensa de la Nación había remitido un pedido de la Comisión Nacional de Derecho a la Identidad (CONADI) para que se le informara sobre nacimientos ocurridos en este Hospital en septiembre de 1975.

Los libros fueron encontrados por Tozzeto Arias, Baenas y otros miembros del Hospital, cuando recorrían la Lavandería. Estaban en un carro con ropa.

Baenas fue el último testigo de la audiencia de la víspera, en la que también declararon el sargento Martín Mafoud; el suboficial Sergio López, encargado en el Hospital, y Luis Chehuan, secretario del director.

López hizo el acta de hallazgo de los libros, ayer trastabilló al intentar explicar por qué le hizo firmar un recibo de los libros al director del Hospital, cuando éste mismo los había encontrado. Y no lo favoreció al afirmar que el procedimiento preveía que se informara a sus superiores sobre este hallazgo y que los libros fueran archivados. En vez de ello Tozzeto Arias mandó al soldado voluntario Sergio Borquez (cuyo testimonio fue pedido por el fiscal federal Francisco Snopek) a que los llevara a su despacho y luego los hizo cargar en su automóvil (lo que fue confirmado por Cheuan) para llevarlos al jefe de Inteligencia, donde se decidió la destrucción.

El ex director y Gestoso Presas afirman que los libros estaban casi ilegibles, con humedad, pero ayer López dijo que los recuerda “como están ahora”, en buen estado de conservación.

Para el fiscal federal Ricardo Toranzos, que intervino en la primera parte de la investigación, se “alteró deliberadamente el tratamiento administrativo” de los libros “con la firme intención de evitar que se conozca(n) y su posterior archivo”. En esta línea resulta “absurdo” que en lugar de informar a sus superiores, Tozzeto Arias recurriera al jefe del área de Inteligencia.

Este “irregular comportamiento (…) resulta aún más malintencionado cuando se tiene en cuenta que existía un pedido concreto de información por parte del Ministerio de Defensa de la Nación, respecto a los nacimientos en la época del proceso militar”.

Este proceso se inició el 11 de junio de 2008, el día en que el capitán Silvio Manino Leal, a quien se le encargó la destrucción “hoja por hoja” de los libros, informó al Ministerio de Defensa de la Nación. Manino Leal declarará el 10 de marzo, cuando continuará el juicio, a las 17.

  • Informe Elena Corvalán

Colaborá con el periodismo libre y autogestivo

Si abogas por un periodismo libre, confiable, rigurosa y responsable, frente a una mayoria de los medios de manipulación hegemónica, Salta Libre con 20 años, es precursor del ciberperiodismo autogestivo.

Copyright @2022 – SALTALIBRE – Todos los Derechos Reservados. dsn:  eaeapp.com