spot_img

Colaborá con el periodismo libre y autogestivo

Si abogas por un periodismo libre, confiable, rigurosa y responsable, frente a una mayoría de los medios de manipulación hegemónica, Salta Libre con 20 años, es precursor del ciberperiodismo autogestivo.

ÚLTIMAS

― Advertisement ―

spot_img

Motivos no faltan para abandonar la escuela en Embarcación

La falta de respuestas a las problemáticas originarias del gobierno de Salta no deja de sorprendernos. Desde que más del 60% votó por el actual presidente en la provincia, y en los pueblitos más recónditos, hasta los encuentros actuales del gobernador en la Casa Rosada, un 20 de junio.

Cristales rotos

Urtubey: Mismo gobierno, viejo modelo

Ante el inicio del nuevo periodo de gobierno de Juan Manuel Urtubey, frente al Poder Ejecutivo provincial; para el Instrumento Electoral por la Unidad Popular, integrante del Frente Amplio Progresista (FAP), esta nueva etapa expresa la continuidad de un mismo gobierno con el viejo modelo neoliberal. Este gobierno pudo gestionar la provincia gracias a las políticas sociales nacionales, que resultaron un aliciente para ese 35% de población bajo el nivel de pobreza.

La gestión de Urtubey fue una continuación maquillada de su ex jefe político Juan Carlos Romero. El neoliberalismo persiste en nuestra provincia de la mano de un modelo económico basado en la extracción irracional de los recursos naturales, el predominio de los sectores financieros, bajo un modelo social de alto cuño conservador.

Salta mantiene uno de los índices provinciales más altos de pobreza, de desocupación y de mortandad infantil. Esto habla por si solo del estado social de la provincia de Salta. Frente a esto el gobierno persistirá en el maquillaje de una provincia diseñada para el turismo, mientras que el sistema de Salud no da respuesta a las personas carenciadas, a niños que desde el momento de su nacimiento ya padecen el abandono del Estado, y a causa de eso, estos niños mueren.

En el plano de la Educación, el neoliberalismo se expresa abiertamente de la mano del conservadurismo de la Iglesia, a la que le entregó el negocio de la instrucción de maestros de religión, rompiendo con el modelo laico estatal para retroceder a los años de la dictadura, donde se impuso la enseñanza de religión en las escuelas públicas.

Frente a este cuadro, la oposición navega entre el conformismo y lo testimonial. Los partidos con representación legislativa son la expresión de la vieja política sin capacidad de proponer alternativas reales al pueblo salteño.

Unidad Popular, integrante del FAP, avanza en la construcción de una alternativa política propia del pueblo y los trabajadores, tal como la misma ciudadanía lo expresó en octubre reconociendo a Hermes Binner como la segunda fuerza nacional y la primera de oposición. El FAP es la alternativa que no se pega a las propuestas neoliberales de los otros partidos. El Frente Amplio Progresista es la fuerza nueva de los sectores populares que buscan una verdadera distribución de la riqueza.

Colaborá con el periodismo libre y autogestivo

Si abogas por un periodismo libre, confiable, rigurosa y responsable, frente a una mayoria de los medios de manipulación hegemónica, Salta Libre con 20 años, es precursor del ciberperiodismo autogestivo.

spot_img
spot_img
spot_img