Inicio Actualidad Comunidades originarias marcharon por sus tierras

Comunidades originarias marcharon por sus tierras

0 views

Compartir

El Consejo del Pueblo Tastil de la Quebrada del Toro y las comunidades indígenas integrantes marcharon hacia la Legislatura el 14 de diciembre para pedir se suspendan los desalojos judiciales.
Una centena de integrantes partió desde el Complejo Teleférico (Av. San Martín esq. Hipólito Irigoyen).

Esta marcha se sumó a la lucha que vienen llevando adelante las comunidades en defensa de la posesión comunitaria de los territorios que tradicionalmente ocupan desde hace cientos de años, y surge en reclamo a los reiterados atropellos que las comunidades, y particularmente la Comunidad Indígena Las Cuevas, vienen sufriendo en el último tiempo.

La situación de Las Cuevas

“Nuestros abuelos, nosotros, nuestros hijos y nietos, viven, vivieron y vivirán en estas tierras ¡somos indígenas”, dijeron sus representantes.
La comunidad Indígena Las Cuevas, perteneciente al Pueblo Tastil, se encuentra en lucha para que se reconozcan y otorguen los territorios ancestrales que por derecho constitucional les corresponden.

Conformada por unas 40 familias que viven en el territorio desde tiempos ancestrales, han sido víctimas de distintos tipos de atropellos en los últimos años. La relación con la tierra es fundamental para su reproducción social y cultural. Los cerros, los ojos de agua, las vegas, los antigales, entre otros lugares, que han sido significados culturalmente y se encuentran en el territorio, alimentan la forma de vida y la cultura.

Esta cultura tiene que ver con la cría de animales (ovinos, caprinos y bovinos), el cultivo de productos agrícolas (papa, haba, maíz, arveja, etc.), productos que son principalmente destinados al gasto (autoconsumo) siempre rindiendo culto y dando de comer a la Pachamama, santa tierra, quien los cría y da de comer para garantizar su permanencia en el lugar.

Desde aproximadamente tres años, comenzaron los problemas por la tierra. María de la Paz Montero y Héctor Pescador (abogados) aparecieron un día diciendo ser los “nuevos patrones” asumiéndose “dueños” del territorio de la comunidad.

La presión y el amedrentamiento los realiza invocando unas escrituras apócrifas que muestran que quienes se dicen dueños, habrían pagado no más de dos pesos ($2,00) por hectárea.

Esta operación fraudulenta se realizó para desconocer los derechos constitucionales que tiene la Comunidad Indígena Las Cuevas sobre sus tierras y para desalojarlos de las mismas.

A partir de allí, se han realizado distintos tipos de denuncias y acciones de estas personas para que la comunidad indígena sea desalojada o en su defecto opten por irse del territorio. Haciendo uso de la Ley de relevamiento territorial Nº 26.160, que en su Art. 1 declara la emergencia en materia de posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan las comunidades indígenas originarias del país, el desalojo fue impedido.

A pesar de los que especifica la Constitución Nacional y los tratados internacionales sobre los pueblos originarios, lamentablemente estas personas no reconocen los derechos que les asisten a las comunidades. Prueba de ello son las declaraciones que el abogado Pescador ha emitido en distintos medios de comunicación, apuntando a instalar en el espacio público la negación de la existencia de la comunidad, diciendo que están todos muertos y en el mejor de los casos, que son mentirosos.

Pescador ha afirmado también, que la comunidad habría permitido el ingreso de Salta Exploraciones al lugar, empresa que tiene la intención de realizar una explotación minera en el lugar. Ante esta situación, la Comunidad y el Pueblo Tastil en su conjunto, han impedido que las prospecciones continúen en el lugar, presentando notas expresando su negativa a la Secretaría de Minería, Juzgado de Minas y a la empresa misma, haciendo uso de los derechos que les corresponden.

La Comunidad seguirá resistiendo porque es consciente de que su forma tradicional de vida, su cultura y el legado a las generaciones futuras, depende de la relación que ancestralmente tuvieron con la tierra. Sin tierra su cultura desaparecerá.

La Comunidad de Las Cuevas exige:

  • Al estado provincial y nacional, que se efectivicen los derechos reconocidos para los pueblos originarios y con ello se regularicen los títulos de propiedad comunitaria.
  • Reconocimiento de la existencia del Pueblo Tastil en el IPPIS (Modificación de la Ley Provincial que sólo reconoce nueve pueblos en la provincia de Salta)
  • Se exige que Jueces y Abogados, conozcan más sobre los derechos de los pueblos originarios.
  • Ley provincial de regularización de títulos de propiedad de las tierras que ancestralmente ocupan.

Mayores informes: Policarpio Gerón – Cacique Comunidad de Las Cuevas: (0387-155766274). www.pueblotastil.org.

Colaborá con el periodismo libre y autogestivo

Si abogas por un periodismo libre, confiable, rigurosa y responsable, frente a una mayoria de los medios de manipulación hegemónica, Salta Libre con 20 años, es precursor del ciberperiodismo autogestivo.

Copyright @2022 – SALTALIBRE – Todos los Derechos Reservados. dsn:  eaeapp.com